Ramón Jesurun y Álvaro González Alzate perdieron la demanda y son culpables por reventas de boletas

Un desastre más del Fútbol Colombiano (FCF). El bochorno por el caso de reventa de boletos que motivó sanciones por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio ha cerrado otra parte que sigue dejando responsables a Ramón Jesurun y Álvaro González Alzate, presidente y vicepresidente, individualmente, del organismo del fútbol colombiano.

Ramón Jesurun y Álvaro González Alzate

Sucede que los referidos caciques, junto con Andrés Tamayo Iannini, secretario general de la FCF, demandaron a la Superintendencia bajo la mirada fija del Tribunal Regulador de Cundinamarca el 22 de julio de 2016 con tres casos explícitos:

  • Solicitar a la Superintendencia de Industria y Comercio que restituya a los ofendidos la suma pagada con motivo de la aprobación forzada en las manifestaciones autorizadas demandadas, así como los intereses moratorios comparativos.
  • Denunciar a la Administración de Industria y Comercio por los perjuicios éticos ocasionados por las manifestaciones autoritarias.
  • Solicitar a la Administración de Industria y Comercio que distribuya la sentencia y presente razones públicas a los ofendidos por haberles causado daño moral.

En definitiva, ya existe una elección respecto de esta pretensión en sentencia de 10 de noviembre de 2022 y que se ha hecho pública este martes. Está impidiendo que todas las solicitudes atrapen a los pioneros del fútbol colombiano, con lo que la equidad los sigue viendo muy susceptibles de participar en el supuesto cartel de las taquillas.

Decepción

Luego de examinar los alegatos de las tertulias y la prueba presentada como parte del ciclo escandaloso, el Tribunal Regulador de Cundinamarca, en cuyas diligencias tuvo como ponente al juez Luis Manuel Tether Lozano, se inclinó por la organización de Ticket Shop y conoció de la los gastos abruman. en los boletos anunciados para los partidos del Grupo Colombiano Mayor Masculino. Esta es la forma en que la Corte expresa su opinión:

“Proactivamente se ha destapado la actividad de los agraviados en este asunto. Sres. Ramón de Jesús Jesurún Franco (Líder de la FCF), Álvaro González Alzate (persona del Consejo Superior de la FCF) y Andrés Tamayo Iannini (Consejero Legítimo de la FCF) la FCF), efectivamente participó y se asoció en la elevación del acuerdo otorgado a Ticket Shop.

Como punto de vista posterior, nunca practicaron el control ni la respuesta al caso que giró en torno a la monstruosa reventa de boletos que, según se supo, era completamente conocida por los integrantes de la Liga Colombiana de Fútbol. Además, como se muestra en esta decisión, las formas de comportarse que la acompañan son compartidas con todos.

Ramón de Jesús Jesurún Franco, como miembro del Consejo Superior de la Liga Colombiana de Fútbol, ​​participó de la inclinación a representar el honor del acuerdo a que se refiere.

Fue importante para las personas que recibieron las ofertas presentadas, cuyos datos resultaron ser conocidos por los delegados de Ticket Ya y Ticket Shop.

Fue esencial para las personas que optaron por otorgar el acuerdo, a pesar de no ser el mejor acuerdo presentado.

Como dirigente de la Organización Colombiana de Fútbol, ​​sostuvo reuniones con los delegados de Ticket Ya, a pesar de que no resultaron vencedores del acuerdo, situación que muestra plena información sobre la forma en que se estaba ejecutando el contrato de boletería. .

A pesar de ser un alto funcionario de la Liga Colombiana de Fútbol y tener información, nunca hizo ningún movimiento para evitar la monstruosa redirección de boletos. Como se muestra, fue esencial para la reunión que impulsó el complicado plan en el caso actual.

Álvaro González Alzate, miembro del Consejo Directivo de la Organización Colombiana de Fútbol, ​​participó en la propensión a representar el honor del acuerdo de etiquetaje a Ticket Shop, a pesar de no haber sido el mejor trato.

Fue esencial para la reunión responsable de enviar las ofertas y, en consecuencia, permitió la distribución de información privilegiada a los siguientes creadores de banners.

Por último, la Sala destaca que el asentimiento tiene su origen en los prohibitivos arreglos comerciales que se hicieron, los cuales, por cuenta de los particulares de la Organización Colombiana de Fútbol, ​​consistieron en inclinarse por el honor del contrato de marcaje, su apoyo dinámico en tal forma y su comportamiento omisivo a pesar de diferentes anomalías.

Así, el no reservarse el privilegio de rechazar no legitima haber descuidado todas y cada una de las anormalidades retratadas en esta decisión, por lo que resulta improcedente el caso de las partes ofendidas Ramón de Jesús Jesurún Franco y Álvaro González Alzate.

Por fin, Andrés Tamayo Iannini, Asesor Jurídico de la Liga Colombiana de Fútbol, ​​apoyó la propuesta presentada por Ticket Shop para el honor del acuerdo, a pesar de que no cumplía con los requisitos establecidos.

¿Deberían ir a la cárcel Ramón Jesurun y Álvaro González Alzate?

Síguenos en nuestras Redes sociales

Únete a 1WIN (casa de apuestas) REGISTRARSE

Mas información futboleroonline.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.