Lo que no se sabe de Qatar

Cuando la FIFA asignó en 2010 a Qatar como escenario de la Copa del Mundo de 2022, este pequeño país de la Bahía Pérsico apenas contaba con 1,8 millones de habitantes y empezaba a mostrar su patita (gas y petróleo) ante la fuerza internacional de su Arabia Saudita. vecinos Hoy, primera jornada de la temporada de la Copa, hay casi 3.000.000 de qataríes (numerosos forasteros, eso sí) y su conjunto público afronta la prueba de encumbrar a un país que necesita ser algo más que anfitrión.

Qatar es el grupo más bonito del planeta Copa. Un fragmento de datos es suficiente: ha estado, en tres lapsos, durante aproximadamente medio año concentrado en esta competencia. Comenzó en junio en Marbella; continuó en Austria; y recala en Málaga de nuevo en una fijación (en los suntuosos alojamientos La Finca y Kempinski) que ha escandalizado por su misterio. “Aquí nadie se dio cuenta de que se estaban preparando. Cero fotos, ningún contacto con el exterior, iban del alojamiento al campo y al revés”, nos cuenta alguien cercano al grupo en Marbella.

El foco del medio año -el último y último tramo fue de 28 días- incluyó amistosos con Canadá, Nicaragua, Guatemala, Albania, Alcorcón… Todo, alejado del escrutinio público y sin prensa. El principal impulso de los qataríes fue el pádel, un deporte que les encanta. De hecho, incluso el Marbella Football Center, donde se preparaban, montó una pista ‘improvisada’ para jugadores y pioneros.

El Qatar del mentor español Félix Sánchez incorpora, curiosamente, a 13 jugadores del mismo grupo, el Al Sadd, incluidos dos porteros, toda la línea protectora… Así, el vasco Juanma Lillo, mentor del Al Sadd, está compitiendo en la Asociación de Qatar con la juventud. Fue una competencia cuyo debate no prosperó debido al medio año de centralización del Grupo Público.

Sea como fuere, más allá de estos intereses, la marca de fútbol de Qatar se ha desarrollado mucho y bien. Hoy, gane o pierda contra Ecuador, veremos a un Grupo Público excepcionalmente preestablecido, muy agradecido, sobre todo, a las cabezas de razonamiento españolas que han planificado el modelo qatarí desde que Iván Bravo fue delegado veedor general de Try, el Instituto que es el fundación del fútbol qatarí. Bajo su orden, Qatar fue el jefe absoluto de Asia en 2019; Héroe asiático Sub 19 en 2014; y semifinalista en muchas otras competencias del continente inferior, además de ingresar a las Copas Mundiales Juveniles de 2015 y 2019.

No menos clave fue Roberto Olabe como jefe de exploración y jefe deportivo en ese ciclo (2012-16). El supervisor de juegos en curso de Genuine Sociedad da sentido a lo que sucedió para que el fútbol qatarí diera ese salto increíble: “Empezó a construirse un proyecto de campo traviesa. Nuestra actualización fue intentar que los jóvenes necesitaran volver a prepararse al día siguiente Teníamos muchas ganas de una responsabilidad y eso se exacerbó, en clave de nación, con el barricada mundial que se le hizo a Qatar. Eso provocó que se sintieran más arraigados y sintieran al Grupo Público como algo propio”.

Los jugadores de Yearn, al estilo francés de Clairefontaine, trabajaban allí los días que no eran de fin de semana y luego competían los fines de semana en sus clubes. “Queríamos -dice Olabe- mentores con entusiasmo cuidar una fantasía, ‘visionarios’. Significaba bastante avanzar con las propensiones de los qataríes, en prepararse, cambiar una cultura, y eso esperaba al menos cinco años. Es una nación que por set tenía más habilidad que propensión. Los rivales empezaron a ser ases, había que aceptar que la derrota era desarrollo suponiendo que uno sabe por qué pasan las cosas. Además, por eso los llevamos a Europa y grupos desconocidos vinieron aquí, por lo que los qataríes saldrían de su zona estándar “.

Era claramente un capitán excepcionalmente español. Es más, sigue siendo así con el mentor Félix Sánchez, que debutará hoy en la Reality Cup ante Ecuador: “Cuando nos presentábamos -dice Olabe-, intentábamos acercarnos al balón, al pase como conexión en el juego. Hubo mentores de 60 etnias pero el efecto español fue mayor en Yearn, con Portugal y Holanda como segundos impactos. Además, hoy es energizante saber que hemos tenido la opción de ayudar a una parte del jugadores de esa edad 96, 97… hasta la 2001-02 y hoy van a estar contra Ecuador”.

Lo más problemático, sin embargo, según Olabe, fue hacer que este modelo durara hasta que se volviera serio, lo que en comparación con las personas que vinieron después: “El futuro pensado, y que han logrado con un trabajo extraordinario, no iba a ser simples integrantes de la Copa del Mundo pero tratando de competir en ella. Qatar aparece dispuesto a decirle a su adversario: ‘ahora quieres ganarme’. Además, para llegar al mundial, antes necesitábamos naturalizarnos ganando en la Bahía Pérsica, luego, en ese punto, en Asia, y a partir de ahí, el resto”, remata Olabe, quien atribuye a Iván Bravo y su grupo el valor de llegar a tal

Síguenos en nuestras Redes sociales

Únete a 1WIN (casa de apuestas) REGISTRARSE

Mas información futboleroonline.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.